/Zidane tiene un puzzle imposible en sus manos con la vuelta de Hazard

Zidane tiene un puzzle imposible en sus manos con la vuelta de Hazard


Cuando llegamos al momento cumbre de la temporada, el Real Madrid sigue posicionado perfectamente para pelear por los dos títulos grandes del año. En Liga tiene una ventaja de tres puntos con el FC Barcelona y la ligera ventaja que le permite el calendario, pues ya ha jugado dos partidos contra el Atlético de Madrid y el Sevilla (ambos cruces con saldo positivo para los blancos) y tiene que recibir al muchos de los rivales temibles (Barça, Getafe, Villarreal…) en el Bernabéu. La Champions ya es harina de otro costal.

Además, febrero nos trae la vuelta a los terrenos de juego de Eden Hazard, el fichaje estrella del equipo esta temporada y que cayó lesionado en noviembre cuando mejor se encontraba físicamente. Su adaptación fue complicada y sus meses de agosto, septiembre y la mitad de octubre dejaron mucho que desear, pero una vez entró en velocidad de crucero quedó patente que el belga iba a ser una de las atracciones del curso.

Su lesión de tobillo ante el PSG descarriló todos los planes de Zidane y su staff, pero desde entonces el equipo ha continuado creciendo, ha enganchado una racha espectacular de 21 partidos sin perder —hasta la derrota de la semana pasada en Copa ante la Real—y además han levantado la Supercopa de España. Eso sí, nadie duda que el puesto de Hazard en el once está más que asegurado a su vuelta. El ex del Chelsea es el jugador diferencial, ese hombre capaz de romper las líneas del rival con su velocidad y su calidad para el regate, y el encargado de generar la mayoría de opciones de ataque para el Real Madrid.

Por eso a Zidane se le presenta ahora un puzzle imposible de arreglar, pues alguien va a quedar en descontento. El técnico francés ha conseguido lo que parecía imposible: que todos sus jugadores se hayan enganchado al proyecto, hasta el punto que 19 jugadores de la plantilla ya han celebrado por lo menos un gol este año. Fede Valverde ha crecido hasta convertirse en indispensable, Casemiro se ha asentado como el ancla del equipo, Toni Kroos ha vuelto por sus fueros y hasta Luka Modric ha recuperado el nivel que mostró antes del Mundial 2018. Isco ha sido el otro jugador que parece haber revivido esta temporada, hasta el punto de convertirse en clave en la mediapunta durante estos meses de baja de Hazard. Como Karim Benzema tiene el puesto asegurado, y tanto Vinicius como Rodrygo vienen aprentando desde atrás, a Zidane se le ha puesto el panorama color hormiga a la hora de decidir a quién no incluir en el once.

Hay nueve jugadores compitiendo por seis puestos, sin contar a Lucas Vázquez, James Rodríguez, Brahim Díaz, Luka Jovic y, muchísimo menos, a Mariano Díaz. Marco Asensio es el último en discordia; podría volver con el grupo en las próximas semanas. Con Gareth Bale no cuenta nadie. Hay piezas de sobra y todas de calidad, por lo que le toca a Zidane decidir quien se queda fuera.

(L-R) Angel Di Maria of Paris Saint-Germain, Eden Hazard of Real Madrid during the UEFA Champions League group A match between Real Madrid and Paris Saint-Germain at the Santiago Bernabeu stadium on November 26, 2019 in Madrid, Spain(Photo by ANP Sport via Getty Images)(L-R) Angel Di Maria of Paris Saint-Germain, Eden Hazard of Real Madrid during the UEFA Champions League group A match between Real Madrid and Paris Saint-Germain at the Santiago Bernabeu stadium on November 26, 2019 in Madrid, Spain(Photo by ANP Sport via Getty Images)

ANP Sport via Getty Images

En la Supecopa el entrendor francés sorprendió plantando ante el Valencia un mediocampo con cinco elementos, jugando básicamente con un 1-4-1-4-1. El experimento salió de perlas y el equipo hizo el mejor partido de la temporada. Kross, Isco y Modric fueron los goleadores, llegando siempre por sorpresa desde segunda línea y manejando a placer el juego en el mediocampo.

Después, el mismo planteamiento no dio el resultado esperado ante el Atlético de Madrid, ni en Yeda ni en el Bernabéu en el partido de Liga de hace dos semanas, aunque el equipo salió victorioso de ambos trances.

En ese esquema, Hazard podría entrar por Modric o por Isco, pues llegados a este punto parece imposible que Zizou toque el mediocampo formado por Casemiro, Valverde y Kroos. La otra opción sería apostar por el 1-4-3-3, con Hazard y Benzema siendo acompañados por Vinicius o Bale en ataque. En este caso se quedarían fuera tanto el Balón de Oro croata como el malagueño, que ha demostrado en los grandes encuentros (en el Camp Nou sobre todo, aunque también ante Osasuna el fin de semana pasado) que es esencial a la hora de interpretar las transiciones defensa-ataque del equipo.

En las próximas semanas el equipo tendrá que enfrentar al Manchester City por partida doble y al FC Barcelona, en un duelo que podría perfectamente decidir la Liga. Zidane ha preparado a su equipo para llegar en un pico de forma estas instancias finales de la temporada, por lo que la vuelta de Hazard no se ve tanto como un problema sino como una solución.

MADRID, SPAIN - FEBRUARY 01: Luka Modric of Real Madrid battles for possession with Renan Lodi of Atletico Madrid during the Liga match between Real Madrid CF and Club Atletico de Madrid at Estadio Santiago Bernabeu on February 01, 2020 in Madrid, Spain. (Photo by Angel Martinez/Getty Images)MADRID, SPAIN - FEBRUARY 01: Luka Modric of Real Madrid battles for possession with Renan Lodi of Atletico Madrid during the Liga match between Real Madrid CF and Club Atletico de Madrid at Estadio Santiago Bernabeu on February 01, 2020 in Madrid, Spain. (Photo by Angel Martinez/Getty Images)

Angel Martinez/Getty Images

Todos los entrenadores suelen decir que es una bendición tener jugadores de calidad donde elegir, pero tener que dejar fuera de juego a estrellas del calibre de las que pululan por Valdebebas es también un marrón que muy pocos querrían para si. Por eso Zizou tendrá que ser cuidadoso con sus decisiones. Partidos hay de sobra y el entrenador tendrá que rotar a sus jugadores para que todos se sientan debidamente valorados.

De cualquier modo, siempre queda el morbo de saber porque jugadores se va a decantar el francés. ¿Apostará de una vez por todas por la juventud? ¿Respetará los galones de jugadores como Modric o Isco? ¿Se basará, como hasta ahora, en la meritocracia para otorgar los puestos de titular?¿Decidirá retocar el sistema para jugar sólo con tres defensas y acomodar así a todos sus talentosos futbolistas de mediocampo en adelante?

Las posibilidades son amplias y Zidane ha demostrado en muchas ocasiones que no se casa con nada ni con nadie a la hora de tomar las decisiones más importantes para el equipo. Ésta no será fácil, y seguro que los futbolistas que se queden fuera de sus alineaciones titulares se sentirán señalados, pero con el buen momento de la mayoría de los jugadores y el retorno de la gran estrella del club, los puestos están más peleados que nunca.

El puzzle amenaza con darle un dolor de cabeza a Zizou. Eso que gana el Real Madrid.

Más historias que te pueden interesar:

Original Source